¡Que no te tome por sorpresa! Respalda tu negocio con estas recomendaciones

Como empresario, parte fundamental de tus labores es velar por la seguridad de tu negocio en todo tipo de circunstancias, en esta ocasión te compartiremos algunos accionables que puedes tomar en caso de una recesión económica.

Una recesión es el decrecimiento de la actividad económica durante un periodo determinado de tiempo. Oficialmente,  se considera que existe cuando la tasa de variación anual del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos.

https://economipedia.com

Identifica y reconoce la llegada de una crisis

Una crisis económica tiene un inminente impacto en tu negocio, sin embargo, si tomas las medidas necesarias para reconocer que se aproxima, puedes tomar acciones para que éste sea en menor cantidad. Reconoce las señales:

Problemas internos: están enteramente bajo tu control

  • ¿Destaca la falta de sistemas de información y de control?
  • ¿La gestión es inadecuada?
  • ¿Los costos son elevados?
  • ¿La cartera de clientes con atrasos supera las expectativas?
  • ¿El nivel de endeudamiento es alto?
  • ¿Contrasta la baja productividad de los recursos humanos?
  • ¿Hay inversiones erróneas?

Problemas externas: no dependen directamente de ti

  • ¿Destaca la crisis económica del sector o del país o ambas?
  • ¿La competencia exterior, en cuanto a calidad y precio, es elevada?
  • ¿Los clientes tienen una capacidad adquisitiva menor?
  • ¿Hay cambios de comportamiento en el mercado?
  • ¿La empresa está al día con los avances tecnológicos?
  • ¿El acceso al crédito bancario parece imposible?

¿Qué hacer ante una crisis?
Si de una u otra forma la crisis se hace presente en tu negocio, considera las siguientes medidas:

Crea un fondo de emergencia

En el momento en el que una recesión se hace presente, las inversiones tienden a disminuir, si buscas protegerte procura siempre tener a la mano un fondo de emergencia equivalente a seis meses o más de gastos de subsistencia, de esta manera podrás seguir operando y evitar pérdidas.

Diversifica tus inversiones

En sí, un portafolio diversificado de inversiones es una buena práctica, incluso en temporada de prosperidad económica, de tal manera que ante una recesión puede llegar a ser la diferencia.

Reduce costos

Prioriza aquellos gastos fijos que maneja tu compañía y desecha aquellos que consideres no generen tanto impacto en tu operación, de esta manera si tus ingresos se reducen, será más sencillo administrar tus costos.

Llevar el control de tus movimientos contables al día es de gran ayuda para tomar decisiones, sobre todo en momentos críticos. Prueba Oorden, el software administrativo que te proporciona completa visibilidad de cada uno de los asientos contables que realiza tu negocio. ¡Pon Oorden a tu negocio! Pruébalo gratis en Oorden.com

Fuentes:

Expansión.mx

Opencap.mx

Economipedia.com

Artículos Relacionados