El manejo de tu efectivo es importante, te damos algunos consejos para realizarlo de la mejor manera

Se le conoce como caja chica al monto en efectivo fijo que se tiene presupuestado para darle flujo y  cubrir cualquier gasto de emergencia, comúnmente como papelería y/o artículos de oficina, insumos para limpiar tu bodega, etc.

El uso correcto de la caja chica permite:

  • Disponer de pequeñas cantidades de efectivo de manera inmediata
  • Enfrentar gastos imprevistos que se generen durante la operación
  • Comprobar y justificar el gasto de efectivo

Para gestionar correctamente la caja chica lo primero que debes hacer es asignarle la tarea a una persona de confianza y posteriormente asignar una cantidad correspondiente con los movimientos de uso cotidiano.

Es importante que aquellos gastos cubiertos con el dinero de la caja chica siempre estén respaldados con un recibo, la persona que asignes para cubrir esta tarea debe contar con un registro puntual de las cantidades  sin importar el tamaño del monto.  Este registro se realiza de manera diaria e incluya la siguiente información:

  • Fecha de disposición de efectivo
  • Nombre del responsable
  • Cantidad inicial y el monto total gastado
  • Número de factura o recibo de respaldo de cada gasto

La caja chica es fundamental para el funcionamiento de tu negocio, por lo que es de vital importancia que su gestión sea puntual y acertada. Pon Oorden tu contabilidad y en tu negocio, encuentra más información en  Oorden.com.mx.

Fuente:

Occ.com.mx/blog

Artículos Relacionados